Prólogo segunda edición – Revista Anagénesis N.8

Abril 2018

Este 2018 se cumplen 9 años de trabajo editorial. Ha sido un proceso que nos ha entregado diversos aprendizajes.

En términos prácticos, con respecto al oficio de editar e imprimir, son varias las técnicas y habilidades adquiridas. Y es que comenzamos produciendo una revista virtual para luego, tras un par de ediciones, dar forma a una revista impresa, en donde descubrimos todo un mundo de técnicas y materiales. Con el fin de asumir la producción como una faena necesaria, la cual nos permitiese autonomía y goce, además de abaratar los costes, nos hemos visto realizando impresiones serigráficas, encuadernando grandes tirajes y desarmando impresoras guiados por tutoriales. Así, además de la labor intelectual de editar el contenido, como colectivo hemos aprendido a palpar aquello que vamos a publicar.

Con respecto a nuestro desarrollo político e ideológico, hemos transitado muchas veces posturas tibias, ambiguas, así como también nos hemos aventurado a habitar trincheras radicales y liberadoras. Mirando para atrás, el día de hoy nos reconocemos como sujetos transformados, con una historia en nuestras espaldas, errores y aciertos. Así mismo sucede con nuestros libros, revistas y su contenido. Es por esto que consideramos relevante esta nueva edición, que no es igual a la anterior.

Esta segunda edición de nuestro octavo número de la Revista Anagénesis: “Autogestión: Sin caridad ni patrón” surge tras un proceso de reflexiones en torno a los errores y aciertos que hemos tenido estos nueve años. Por lo mismo decidimos editar parte del contenido original y sumar un nuevo texto. En esta ocasión eliminamos un cuento que consideramos misógino y agregamos un ensayo sobre el concepto de autogestión, en donde reflexionamos de forma crítica acerca de los alcances colectivos e individuales de su práctica. Ambas decisiones ilustran un de cierta manera el proceso que hemos vivido hasta la fecha.

Acerca de la supresión de un texto que consideramos machista, podemos decir, como un grupo conformado en mayor parte por varones, que con el tiempo hemos adoptado como herramienta el feminismo. Herramienta que nos ha forzado a poner en duda nuestras producciones y a reconocer nuestras caretas. Por lo mismo, sin pretendernos como seres resueltos en el tema, podemos afirmar de que la discusión feminista está sobre nuestra mesa y ha traído transformaciones en nuestras prácticas.

La decisión de incluir un nuevo texto que reflexiones sobre el concepto de autogestión se debe a que, a pesar del título de la edición, reconocimos que el concepto no se trabajaba en ninguna parte de forma definida. Tan solo se podía leer entre líneas, a partir de los diversos artículos y ensayos, lo que significaba la autogestión para nosotros. Es por esto que pretendemos con este texto asumir una postura más clara frente al tema. Cabe mencionar que hemos decidido reeditar este número por que reconocemos que el problema de la autogestión tiene absoluta vigencia. Por mucho de algunas experiencias que aquí se retratan ya no sigan existiendo, se tratan de ejemplos necesarios, que pueden ayudar a impulsar nuevas iniciativas. Así mismo los ensayos, consideramos que son un reflexiones que pueden seguir abriendo sendas.

Esta nueva edición nos vuelve a enfrentar a un sinfín de preguntas y adversidades que pusieron (y lo siguen haciendo) en duda nuestras prácticas políticas. ¿Nos estamos esforzándonos lo suficiente?, ¿Se puede considerar nuestro contenido realmente liberador? ¿Hemos podido transformar nuestra realidad y la de nuestro entorno? Y como no hacernos éstas y otras tantas preguntas más, si en el proceso de autogestar nuestras propias prácticas políticas, emocionales e incluso espirituales, está presente el desafío de mantener un curso firme e inamovible, a pesar de la desesperanza que produce este mundo capital. Esperamos que con esta segunda edición se reconozca un camino de resistencia más consecuente.

Por | 2018-11-29T21:45:37+00:00 noviembre 29th, 2018|Artículos|Sin comentarios

Deje su comentario