Un poco sobre cooperativismo

Un poco sobre cooperativismo
Por Catalina Careaga Díaz
Ilustración por Nicolás Vasquez
Publicado originalmente en Revista Anagénesis N.8, 2014.

Conocemos por Economía Social un sector de la economía que presenta ciertas características homogéneas que se diferencian por su fin y su estructura de otros sectores como el público o el capitalista. Las características que definen a este sector de la economía afectan, como decimos, a su fin y a su estructura.  Su finalidad es siempre el servicio a sus miembros y/o a la colectividad, y no la obtención de un beneficio económico para retribuir la inversión de capital, finalidad que caracteriza a las empresas capitalistas. [1]

Como modelo, el de la economía solidaria presenta antecedentes prehistóricos, asociados a modos de producción comunitarios donde de alguna manera se comparten bienes y responsabilidades con el fin de producir un bien o generar un servicio. El movimiento cooperativo como hoy lo conocemos comienza en la Revolución Industrial, durante el siglo XX, para que sus socios en la empresa pudieran o tuvieran acceso a mejores condiciones de precio y calidad (cooperativas de consumo), evitando intermediarios y, de este modo, maximizar las rentas de los cooperativistas.

Existes muchos tipos de cooperativas, dependiendo del rubro de desempeño y de su origen; hay cooperativas campesinas, de ahorro y crédito, de telecomunicaciones, tecnológicas, de servicios, entre muchas otras. Estas funcionan como empresas, donde hay un directorio a cargo de un gerente. Sin embargo, existen instancias de participación donde los socios inciden en la toma de decisiones. Además cuenta con una junta de vigilancia compuesta por socios que fiscaliza el funcionamiento del directorio.

En el siguiente cuadro podemos observar las diferencias principales entre una empresa clásica y una cooperativa:

Empresa clásica Empresa cooperativa
Las personas buscan obtener ganancias y beneficiarse unos sobre otros Las personas buscan dar servicios y el beneficio común
Con la ganancia se beneficia el propietario del capital Con la ganancia se beneficia la prestación de servicios
Principal objetivo: ensanchar los márgenes hasta hacerlos lo más provechosos posibles para el accionista Principal objetivo: ofrecer servicios de calidad y económicos, y reportar beneficios a los socios
El beneficio logrado se distribuye entre los accionistas El excedente disponible se devuelve a los socios en proporción a sus actividades o servicios
El accionista dirige El socio dirige
La persona no tiene ni voz ni voto La persona tiene voz y voto
El número de socios es limitado El número de socios es ilimitado. Pueden ser socios todas las personas que lo deseen, según estatutos
Los objetivos son independientes del socio Los objetivos son dependientes de las necesidades de los socios
Administrada por un número reducido de personas Se gobierna con la participación de todos los socios

Fuente: Wikipedia

A partir de lo anterior, se puede observar que, desde su estructura, las cooperativas deciden su administración a través de la votación de sus socios, los cuales, independiente de su participación, valen exactamente lo mismo, pues cada uno tiene un voto en la asamblea general. En las empresas anónimas los participantes no son realmente dueños de las empresas, no pueden decidir por el futuro de estas, salvo que sean accionistas mayoritarios. Como contraparte, en estas entidades de economía solidaria los cooperados votan por una organización y por cómo quieren que se administre. Esa es la idea base detrás del cooperativismo.

De lo anterior, surge la pregunta: ¿Cómo se crea una cooperativa en Chile? Una cooperativa se demora aproximadamente un mes en ser levantada y desde entonces funciona muy parecido a una empresa convencional: responde al Servicio de Impuestos Interno (SII), dependiendo de su tamaño es fiscalizada por los mismos entes reguladores que otras empresas, puede postular a los mismos fondos públicos que cualquier PYME y participar en ChileProveedores. Una cooperativa puede celebrar contratos, contratar gente, pagar imposiciones, descontar IVA, invertir en instrumentos financieros, adquirir otras empresas, fusionarse e, incluso, venderse, bancarizarse, adquirir deuda y, por supuesto, quebrar. Puede hacer todo lo que hace una empresa cualquiera y más, pues las cooperativas pueden decidir ser sin fines de lucro, lo que las habilita para postular a fondos públicos y privados destinados a otras organizaciones más solidarias como las fundaciones, corporaciones, asociaciones gremiales, mutuales, ONG e incluso sindicatos.

Por su figura legal, las cooperativas gozan de beneficios tributarios como la rebaja del cincuenta por ciento de todas las contribuciones, impuestos, tasas y demás gravámenes impositivos en favor del Fisco, salvo el IVA, la rebaja total de los impuestos contemplados en el decreto Ley Nº 3.475 de 1980. Además los socios de las cooperativas no pagan el impuesto de primera categoría de la Ley de Impuesto a la Renta por el mayor valor de sus cuotas de participación.

La mayoría de los países del mundo cuenta con empresas cooperativas habiendo algunos destacados por su trayectoria al respecto; tales como España, Argentina, Canadá, México y el Reino Unido. Existen federaciones de cooperativas que aglutinan entidades asociadas a un sector o varios, así como asociaciones, donde destaca la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), que sirve para reunir, representar y servir a cooperativas de todo el mundo. La organización fue fundada en Londres en 1895. En la actualidad representa a 800 millones de personas en todo el mundo.

Para terminar, vale destacar un punto que es clave: el cómo la orientación de estas empresas tiene que ver con un trabajo por el bien común. Se definen como tales, donde existe una labor social, se adscribe al concepto de trabajo justo y se busca desarrollar un punto de equilibrio donde todos sean beneficiados.

 

GUIA BREVE PARA CREAR UNA COOPERATIVA[2]

Las cooperativas se constituyen de manera similar a las sociedades anónimas, se genera un acta de la Junta General Constitutiva, esta se debe reducir a escritura pública, luego se debe inscribir el extracto de la misma en el registro de comercio del Conservador de Bienes Raíces, publicarlo en el Diario Oficial, inscribirse en el Sistema de Impuestos Internos y finalmente inscribir su constitución en el Departamento de Cooperativas.

Junta General Constitutiva: Es el acta que indica que se han juntado los socios fundadores de la cooperativa y han decidido dar el paso de la conformación, en dicha junta se acuerdan las cuotas de capital, el giro de la cooperativa, el objetivo social y los socios que la conformarán, además de decidir los cargos que cada individuo asumirá en la cooperativa. Este documento debe ser firmado por cada uno de los socios.

Reducción a escritura pública: El Acta debe ser revisada y firmada por un abogado, sin embargo existen algunas Notarias que no piden este requisito, lo que les permitirá ahorrar algunos pesos, en Notaria su acta será reducida y se creará un extracto, además cada página del documento será timbrada y quedarán archivadas en un libro de actas (valor aproximado de $5.000), como el costo de este trámite es por página, les recomendamos eliminar cada punto aparte del acta y eliminar los números por palabras y así reducir el costo final, por último una vez inscrito en el conservador de raíces y en el Diario Oficial la Notaría se hará cargo de la protocolización final de la sociedad. Costo total aproximado $100.000 tiempo estimado 3 semanas.

Registro de comercio: El extracto se debe inscribir en el registro de comercio del Conservador de Bienes Raíces ubicado en Morandé 440, en caja con su extracto en mano más $13.000, se pide la inscripción la cual demora alrededor de 5 días hábiles, lo que hace el Conservador es “revisar” el extracto cuidando que cumpla con todos los datos para ser publicado en el Diario Oficial, de faltar algún dato el extracto debe ser modificado por el Notario sin costo alguno.

Diario Oficial: Las oficinas del Diario Oficial se encuentran en la calle Agustinas 1269, el costo de este trámite es por palabra y dependiendo del tamaño del extracto el precio estará entre $65.000 y $80.000, el extracto se demora en aparecer publicado aproximadamente 3 días, una vez publicado deben acercarse a las oficinas del Diario Oficial para pedir una copia de la publicación la cual es absolutamente gratis, y además les recomiendo comprar un segundo diario para otros trámites que pudieran surgir, como por ejemplo la protocolización en Notaria.

Servicio de Impuestos Internos: Con la protocolización, Diario Oficial y el Acta más algún documento que acredite la dirección y Rol de la propiedad que se utilizará como Casa Matriz, acérquense a la oficina del SII que les corresponda por la ubicación de su casa matriz, ahí deberán rellenar el formulario de Inicio de Actividades, con el cual también pueden solicitar su RUT, muy importante es tener resuelto el problema de las instalaciones de la cooperativa, vale decir donde funcionará, efectivamente puede ser un domicilio particular, pero debe acreditar que el domicilio le pertenece o al menos tiene un contrato de arriendo que le permita utilizarlo como oficina para la cooperativa, para simplificar el proceso recomendamos la opción de “Oficina Virtual” que les permitirá reducir costos fijos y que fácilmente puede contratarse como servicio en menos de 48, obteniendo una dirección tributaria segura, cómoda y de bajo costo.

Departamento de Cooperativas: Una vez publicado en el Diario Oficial, dirígete a la oficina de partes del Ministerio de Economía para registrar la cooperativa, la misión del Departamento de Cooperativas es fiscalizar y promover el cooperativismo en Chile, de no estar registrada la cooperativa se le considera fuera de la ley, por lo que este paso es igual de importante que los anteriores. El trámite puede hacerse paralelamente al inicio de actividades y necesita de los mismos documentos que este, la protocolización, el Diario Oficial y el Acta, más el Registro de Comercio, sin embargo todos estos documentos debes dejarlos físicamente en la oficina de partes y no tienen devolución, por lo que les recomendamos fotocopiar y legalizar todos estos documentos, para así poder quedarse con los originales, la legalización de todos estos documentos ante notario no debería ascender los $15.000.

El proceso de formar una cooperativa en Chile es bastante similar al de formar otro tipo de empresas, sin embargo su funcionamiento y la manera en que se hacen las cosas al interior de esta, son lo que hacen del cooperativismo una forma solidaria, social, ética, democrática y económica de hacer las cosas. Este impulso no se puede perder.

[1] “Procesos educativos, juventud y desarrollo de la capacidad emprendedora asociativa. Lecciones del análisis de experiencias internacionales” Mario Radrigán Rubio.

[2] Nicolás Ferreira, http://nicolasferreira.bligoo.cl/content/view/1304603/Como-hacer-una-Cooperativa-en-Chile.html

Por | 2018-12-03T20:02:10+00:00 diciembre 3rd, 2018|Articulos|Sin comentarios

Deje su comentario