Mira ahí estamos nosotros la resolana nos tiene sin ojos (extracto)

Mira ahí estamos nosotros la resolana nos tiene sin ojos (extracto)
Por Juan Carreño
Fotografía por Cristóbal Olivares
Poema extraído del libro “Punta de Lobos” (2016)
Publicado en Revista Anagénesis N.9, mayo 2017.

uno de septiembre porque son los aromos, abajo / en la ciudad, el hormiguero, ciruelos, la ida la vuelta / qué refriega, melias, chispas, turbazos / (ahí te paso el bloqueador con el dedo en la cara) / estamos a 3300 de una y el viento pica como arena / las cuecas amenazan y acosan en el valle

hemos llorado en el taxi con sinceridad / déjame alisarte el pelo con keratina, Cocciante / y salgamos con parlantes meta Juan Gabriel / mira esos son los fuegos del bicentenario / yo garzoneo en un sushi por decir lo menos meses de fernet / de parar a medio camino en bicicleta por un pitcher / escribir en la micro como rapero escuálido / para quedarme contigo cuando tu familia se ha ido a Talca y yo te respiro en la vagina / mientras tratas de comentarle por celu a tu mamá / que te quedaste sola viendo una peli de Will Smith / acá abajo todo es dulce, todo es rayo verde / tarot, esgrima, cuánto nos salva el complejo b / pero arriba, en el domo de la cumbre mear / a las 3 de la mañana sobre nieve como saludo al infinito / para ti tengo flores de montaña en las hojas de la Biblia / para todos los compañeros que secan / sus poleras en los techos, mira ahí tengo 13 / y estoy sentado sobre mi mochila, tengo pulseras de hilo / y observo algo fuera del cuadro, contento / el Ruca Nay era algo fenomenal, un circo / en mi población era el primer grupo de conquistadores / un refrito adventista de los scouts en la pobla / tuvimos 9 años y nos movíamos solos en patota / le pedíamos a alguien que nos tocara el timbre / de la micro para bajarnos en Cerro Navia Eyzaguirre / Huamachuco Mapocho Lo Barnechea chemimare / Lo Barnechea, nosotros en la 653 dos horas de viaje / los domingos hacia arriba, para acercarnos al cerro / tanta buena casa nos inspira más choreza aún / nuestras zapatillas querían vallecito, querían cascada / yo sólo quería orar sobre una roca al sol / tratar de no echarte de menos cuando atardecía / cantar, chistes blancos y era una bendición / que los zorros nos llevaran las bolsas con pan / cuídate los tobillos, toma un buen desayuno / y tráeme una piedrita para que las juntemos / en alguna parte cercana, que las vean los vecinos / expliquemos que Los Andes son un fondo marino / que el paisaje no está a la chuña, si mira no más / que estamos en la quebrada y se nos vienen los derrumbes / parecemos chinchilla en acarreo y seguimos / la ruta de la canaleta, de la bocatoma / y desde las enredaderas por donde baja el manantial / está el colegio Juan Bautista, así no más, corta, su cuidador /que se llama Ricardo Fuentes, era chistoso / sabio / el primero que nos aterrizó la ciencia / con revistas caras e imposibles de insectos en 3D

Ricardo tenía la edad de nuestras mamás / él nos instaló Job, Daniel, los Hechos, el Apocalipsis / él nos tuvo finitos a pura Helena de white / y también se llevó al Jimmy que vivía en mi pasaje / (Juan él es el Jimmy, viven cerca y tienen que ser los mejores) / a vivir con él al colegio, había que salvar a todos los niños / porque ellos no son el futuro, son el presente, mamá / papá, esta población está maldita / la ignorancia los pone violentos / la falta de trabajo, de querer trabajar / empuja a los adolescentes / a embarazar a todas esas cabras sueltas de raja / decía el Ricardo en nuestras casas, Jimmy / oremos: vístenos señor protestante / señor de nuestro día sábado, el séptimo / el que nos diferencia de evangélicos ferianos / de los testigos de Jehová de los despreciables mormones / oh dios adventista de clase media / regálame un terno para las prédicas / preséntame a los emprendedores del queso en San Joaquín / invítame a sus casas con piscina / a escuchar arengas anti Allende anti Lagos / el sábado se guarda, señor, desde la caída del sol del viernes / hasta la caída del sol siguiente / somos lo más judío del cristianismo proletario / y no compramos no estudiamos no trabaja nadie / los sábados memoricé cada artículo del tabernáculo / llené de stiquers mi Reina Valera / de anotaciones comparativas en sus últimas hojas en blanco / ayuné, dejé de comer cerdo de tomar café / pero si mira, tengo 14 años y los fin de semana / me voy al colegio donde vivía el Jimmy y el Ricardo / decía te estás poniendo como todos los demás, Juan / no seas tan mediocre, quédate esta tarde / a guardar el sábado, ayuna, juega tenis con el Jimmy / guerras con bombas de agua y yo reía como niña / era verano y Ricardo Fuentes dormía en calzoncillos / era verano yo los veranos trotaba en Cartagena / era verano y Ricardo Fuentes nos lleva a la iglesia / si me bautizo me regalarán un terno / y lloro porque me bauticé católico de chico / por mi desliz mormón en Punta de Lobos con las gringas / donde una semana de estudio bastó al guatón Norman / y a mi mamá, para sumergirnos en agua tibia en nombre de Smith / lloro porque de verdad cada noche / en una pieza con toda mi familia / mirando el techo sin cielo siento a dios en mis oraciones / porque tengo 14 y estoy contra mis padres y vecinos, el mundo / y no tengo fotos, amor, para mostrar esa cara / me gusta una niña de la escuela sabática demasiado cuica para mí / escribo dramaturgia contra la falta de acción directa evangelizadora / es primera vez que conozco a gente / que viaja a Estados Unidos primera vez / que puedo hablar con arquitectos / los padres de este piño avalan / la nueva arrogancia social de los elegidos / prefiero que estén en la iglesia a que estén en la calle / prefiero que estén en la iglesia y que no fumen cocaína

estos son mis primeros bigotes / mis primeros pelitos en los testículos / despertar asustado porque eyaculé en sueños / Jimmy tenemos los ojos verdes / y somos un experimento de inclusión social en la iglesia / Jimmy te acuerdas que cuando nos veíamos / nos reíamos igual por haber visto South Park / de ver los viernes tarde el único capítulo de Los Simpsons / de querer aprender a jugar Magic / días de Chilevisión con soft porn y Akira a medianoche / y Ricardo Fuentes nos dejaba ver todo / en el departamento que tenías en ese colegio / que era más lindo que tu casa en La Pintana, Jimmy / donde tu mamá pololeaba con un basurero / que quería comprarte un Play Station para caerte bien / La Pintana, amor, es cualquier resquicio sudaca / no hay Tijuana, no hay Chiloé que caiga en cuenta / en esta provincia nadie se aburre / porque todos los niños de pobla somos inteligentes / porque todos los niños llegaremos exigiendo sal y agua

te tirabas unos peos fenomenales, Jimmy / y yo te los celebraba con aplausos / y una noche de la que no tengo registro / tan de risa tan de calzoncillos que estábamos / tan de duchas vacías en el colegio / luego de jugar básquet vóley ciruelas verdes / antes de perder la memoria por dos años / antes de que escribiera mi primera cosa / Ricardo Fuentes se enoja por nuestra risa / las paredes blancas están marcadas por nuestros pies / él viene con un folleto del libro del Apocalipsis / sujetado en su axila derecha, desnudo / nosotros, Jimmy, sobreestimulados / de nuestra primera experiencia en internet libre / de tantas galletas de colegio / de tanto gore de tanto escribirle a chicas adventistas / a Montevideo Chillán Caracas Ushuaia / de que si quieren conocernos / duerme conmigo Juan, me dijo él, Jimmy / a ti no? / dónde estás tú? / por qué la ola que me da vuelta en Pichilemu / ola que me hace tragar agua / bocas oídos arena en la lengua / aquí pago el diezmo de todo el block / aquí pago el diezmo político dijo Ricardo / hay que salvar a todos los niños de la población / ven para acá / yo casi no tengo pene mamá / el mundo corrompe esta noche / cuántas veces te hablé del Leviatán / de la arrogancia de Job / humildad, niño, tranqui / y uno ahí como un día / en que los papás se emborrachan con rancheras / en que los hermanos de iglesia se hacen los jiles / en esta foto la resolana me tiene sin ojos / Juanito tranqui / Juanito vuelve a la iglesia / Juanito no seas como los demás / Juanito sube tus notas / Juanito no tienes pruebas / y yo en mi ausencia de infinito / en la pérdida de lo que creí / en la presencia de mi pérdida / escribo como ganancia y traición / disculpen chicos / chicas / mi exceso de algo

Juan Carreño, noviembre del 2016.
Poema perteneciente al libro “Punta de Lobos”

Por | 2019-02-06T20:42:31+00:00 febrero 6th, 2019|Articulos|Sin comentarios

Deje su comentario